CONDICIONES PARTICULARES DEL SERVICIO DE ALQUILER DE SERVIDORES PRIVADOS VIRTUALES (VPS)

Versión de fecha: 15/04/2020

CLÁUSULA 1: OBJETO

El presente documento tiene por objeto definir las Condiciones Particulares, y en concreto las condiciones de uso y financieras, aplicables al servicio de alquiler de un Servidor Privado Virtual de TomaHost (en lo sucesivo el «Servicio» o los «Servicios»).

Estas presentes Condiciones Particulares completan las Condiciones Generales del Servicio de TomaHost en vigor, que son aplicables al Servicio de alquiler de un Servidor Privado Virtual. En caso de contradicción, las presentes Condiciones Particulares prevalecerán sobre las Condiciones Generales del Servicio de TomaHost.

Los términos que comienzan por mayúscula se definen en el marco de las presentes condiciones o, en su defecto, en el Glosario de TomaHost, disponible en el Sitio Web de TomaHost.

CLÁUSULA 2: DESCRIPCIÓN DE LOS SERVICIOS

En el marco del Servicio, TomaHost pone a disposición del Cliente un Servidor Privado Virtual (o «VPS») que dispone de recursos de red y de recursos del Servidor Host dedicados (partición de disco duro) o compartidos por los diferentes VPS instalados en este último (RAM, procesador, etc.), así como de una dirección IP geolocalizada conforme a la localización física del VPS (en lo sucesivo los «Recursos»).

Las diferentes configuraciones y características de los VPS (particiones de discos, RAM, procesador, sistema operativo, etc.) se describen y pueden consultarse en línea en el Sitio Web de TomaHost. Dichas configuraciones y características se actualizan regularmente. Corresponde al Cliente prestar atención a dichas actualizaciones, especialmente en el contexto de los nuevos Pedidos.

Los Recursos, en particular el Servidor Host y el VPS, puestos a disposición del Cliente son propiedad exclusiva de TomaHost.

Las capacidades del Servicio pueden ser limitadas. Estos límites de capacidad se especifican en el Sitio Web de TomaHost.

En el marco del Servicio, el tráfico de ancho de banda saliente contabilizado en el puerto del switch es ilimitado. No obstante, en caso de utilización excesiva por parte del Cliente, TomaHost se reserva el derecho a limitar el ancho de banda asociado al Servicio a 1 Mb/s (un megabit por segundo) hasta el final del período de facturación en curso.

Durante toda la suscripción, TomaHost pone a disposición del Cliente una Interfaz de Gestión que le permite configurar y gestionar el VPS (creación, eliminación, Migración, etc.), o consultar sus informes de consumo.

El Cliente es el único administrador de su VPS, y TomaHost no interviene en ningún caso en la administración de este último. Salvo que se indique lo contrario en el servicio, en cuyo caso, TomaHost se hará cargo del Software instalado/especificado por TomaHost, pero nunca por parte del cliente.

De forma paralela, TomaHost se encarga de la administración de la Infraestructura de hardware y red, y en particular de la administración del Servidor Host en el que está instalado el VPS del Cliente. Antes de seleccionar y utilizar un VPS, el Cliente se compromete a analizar atentamente las configuraciones disponibles para seleccionar aquella cuyas características se ajusten mejor a sus necesidades.

Debido a la alta tecnología del Servicio, TomaHost solo está sujeta a una obligación de medios.

CLÁUSULA 3: PEDIDO Y ENTREGA

Una vez validado el Pedido del Cliente por parte de TomaHost, esta última enviará por correo electrónico las claves de acceso necesarias para conectarse al VPS. Las claves de acceso genéricas proporcionadas no deben ser utilizadas de forma permanente. Corresponde al Cliente modificarlas lo antes posible desde su recepción, respetando las normas correspondientes en materia de seguridad y confidencialidad de los medios de autenticación.

En el marco del Servicio, el Cliente podrá modificar la configuración de su VPS según los modelos predefinidos por TomaHost. Para ello, deberá contratar desde su Interfaz de Gestión la configuración a la que desea migrar su VPS. Esta modificación será efectiva en las horas posteriores al Pedido. Solo es posible migrar hacia una configuración superior, es posible consultar la migración a una configuración inferior, que será posible dependiendo del software y hardware instalado.

Dado que el Servicio está basado en tecnologías de virtualización, el Cliente reconoce que TomaHost no puede garantizar la viabilidad de las solicitudes de Migración.

Las modalidades de facturación aplicables al cambio de configuración se definen en la cláusula «Duración, Precios y Facturación» de las presentes condiciones.

CLÁUSULA 4: CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

4.1. Requisitos

El Cliente debe disponer de una conexión a Internet para conectarse a la Interfaz de Gestión y acceder al Servicio, y es el único responsable de dicha conexión, especialmente en cuanto a su disponibilidad, fiabilidad y seguridad.

El Cliente confirma poseer el conjunto de conocimientos técnicos necesarios para asegurar la correcta administración de servidores informáticos virtuales como los VPS suministrados por TomaHost, pero también para realizar las copias de seguridad de los datos almacenados en el Servicio.

Asimismo, el Cliente se compromete a conocer y entender la documentación relativa al Servicio de VPS, puesta a su disposición por TomaHost.

Antes de utilizar el Servicio, corresponde al Cliente informarse de todas sus características, como las definidas en la anterior cláusula «Descripción de los Servicios», y de las Condiciones del Servicio aplicables, y en particular de las presentes condiciones de uso, así como asegurarse de que dichas condiciones se ajustan a sus necesidades, teniendo en cuenta especialmente sus actividades y su análisis de riesgos.

4.2. Información general

El Cliente es el único responsable del uso que hace del Servicio, y en particular de los servicios y los sitios web alojados en su VPS, así como del Contenido y las informaciones transmitidos, difundidos o recogidos, de su explotación y de su actualización.

El Cliente tiene la calidad de alojador en el sentido de las disposiciones del artículo 6-I-2 de la Ley para la Confianza en la Economía Digital del 21 de junio de 2004, en virtud del cual «garantiza, incluso a título gratuito, para la puesta a disposición del público mediante servicios de comunicación al público online, el almacenamiento de señales, escritos, imágenes, sonidos o mensajes de cualquier naturaleza proporcionados por los destinatarios de estos servicios».

En este sentido, TomaHost solo garantiza un acceso del Cliente al Servicio que permita a este último almacenar sus datos y los de sus clientes.

TomaHost recuerda que el Cliente es el responsable de adoptar todas las medidas técnicas que permitan la posesión y conservación de los logs de conexión o de cualquier otro dato cuya naturaleza permita identificar a cualquier persona que haya contribuido a la creación del Contenido o de alguno de los Contenidos de los servicios de los que el Cliente es proveedor, conforme a la legislación vigente, y en particular al decreto nº 2011-219 del 25 de febrero de 2011, relativo a la conservación y la comunicación de datos que permitan identificar a toda persona que haya contribuido a la creación de un contenido puesto en línea previendo un período de conservación de 12 meses.

El Cliente se abstendrá de utilizar el Servicio para la implementación de servicios de desbloqueo que tengan por finalidad permitir la carga o descarga masiva en plataformas de alojamiento de archivos.

El Cliente reconoce que, por motivos de seguridad, ciertos usos, funcionalidades y protocolos (tales como IRC o el intercambio de archivos «peer-to-peer») pueden estar sometidos a limitaciones desde el Servicio. Está prohibida la prestación de servicios de conexión anónima a través de proxy y de «card sharing» (CCcam o equivalente) desde el Servicio.

TomaHost se reserva el derecho a filtrar ciertos puertos considerados sensibles para la preservación de la Infraestructura. Asimismo, el Cliente reconoce las limitaciones establecidas sobre los flujos UDP/ICMP.

TomaHost se reserva la posibilidad de limitar o restringir ciertas funcionalidades del VPS con el fin de garantizar la seguridad de su Infraestructura. TomaHost informará al Cliente en la medida de lo posible sobre la aplicación de estos bloqueos.

En el marco del Servicio, TomaHost gestiona el uso de los Recursos puestos a disposición del Cliente mediante un agente instalado por defecto para supervisar y alertar sobre la tasa de utilización de los Recursos. Si lo desea, el Cliente puede desactivar esta funcionalidad desinstalando dicho agente.

Dado que algunos de los Recursos del Servidor Host en el que está instalado el VPS puesto a disposición del Cliente son compartidos con otros VPS instalados en este último, el Cliente se compromete a no utilizar el Servicio de forma perjudicial para los demás clientes de TomaHost ni dañar la reputación de la dirección IP de dicho Servidor Host.

TomaHost no realiza ninguna copia de seguridad específica del Contenido ni de los datos almacenados en el VPS del Cliente (Salvo que se indique lo contrario). El Cliente es responsable de adoptar todas las medidas necesarias para protegerse contra la pérdida de su Contenido y de sus datos.

4.3. Aplicaciones API, herramientas y programas informáticos

Las Aplicaciones API, herramientas y programas informáticos puestos a disposición por parte de TomaHost en el marco del Servicio deben utilizarse con arreglo a las Condiciones del Servicio aplicables, incluyendo, en su caso, las Condiciones de Productos de Terceros comunicadas por TomaHost. El Cliente se compromete a utilizar siempre las últimas versiones disponibles de las Aplicaciones API, herramientas y programas informáticos puestos a disposición por parte de TomaHost.

Asimismo, el Cliente se compromete a respetar las condiciones de licencia y de uso del sistema operativo con las que haya sido configurado el VPS por parte de TomaHost.

Las condiciones de licencia y de uso de las aplicaciones y los sistemas operativos serán, o bien comunicadas al Cliente en el momento de la contratación del VPS configurado con dichos sistemas o programas informáticos preinstalados, o bien puestas a disposición del Cliente en el Sitio Web de TomaHost o en el Sitio Web del editor.

Los Servicios pueden utilizarse e interconectarse con elementos (programas informáticos, sistemas, objetos conectados, etc.) no suministrados por TomaHost. El Cliente se encargará de adquirir todos los permisos necesarios para la utilización de dichos elementos, y abonará el importe correspondiente directamente a los terceros derechohabientes. La instalación de dichos elementos se realizará bajo su completa responsabilidad y TomaHost no podrá ser considerada responsable de un fallo de funcionamiento del VPS del Cliente como consecuencia de dichas instalaciones.

4.4. Evolución del Servicio y Actualizaciones

TomaHost se reserva el derecho a actualizar los sistemas operativos y aplicaciones preinstaladas, en particular realizando todas las actualizaciones y/o mejoras de versión que considere necesarias. Si fuera necesario actualizar un sistema operativo o una aplicación que estén siendo utilizados por el Cliente, TomaHost informará a este último.

El Cliente también puede realizar las operaciones de mantenimiento y de actualización de los sistemas operativos y aplicaciones preinstalados en su VPS. En este caso, el Cliente asume toda la responsabilidad, sin que pueda verse comprometida la responsabilidad de TomaHost en este sentido, especialmente derivada de operaciones (mantenimiento, actualizaciones, etc.) realizadas que vulneren las condiciones de uso y/o de licencia aplicables, o de un fallo de funcionamiento del VPS resultado de las operaciones realizadas por el Cliente.

Antes de realizar cualquier actualización o subida de versión de los sistemas operativos y aplicaciones, el Cliente deberá adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la conservación de sus datos, como la realización de copias de seguridad, y la compatibilidad de la actualización o la nueva versión con el Servicio. Para ello, el Cliente podrá consultar el Sitio Web de TomaHost y, a falta de información disponible, ponerse en contacto con el Soporte de TomaHost.

Con el fin de mantener el nivel de seguridad del VPS del Cliente y del conjunto de los servidores presentes en su Infraestructura, TomaHost se compromete a informar al Cliente por correo electrónico de la disponibilidad de las actualizaciones de las aplicaciones cuyo mantenimiento realiza TomaHost y en las que se hubiera detectado un fallo de seguridad. Si la actualización de estas aplicaciones no es efectuada por el Cliente tras las solicitudes de TomaHost, esta última se reserva el derecho a interrumpir la conexión del VPS a la red de Internet. Igualmente, en caso de que TomaHost detectara un problema de seguridad en el VPS del Cliente, podrá enviar un correo electrónico a este último, indicándole la necesidad de realizar un procedimiento de reinstalación para mantener la integridad del VPS y del conjunto de la Infraestructura. TomaHost se reserva el derecho a interrumpir la conexión del VPS a la red de Internet, a la espera de la reinstalación por parte del Cliente de su VPS. El Cliente se encargará de efectuar las manipulaciones necesarias para realizar la transferencia de los datos del sistema potencialmente pirateado al nuevo sistema. TomaHost se compromete y limita su intervención únicamente a la instalación del nuevo sistema.

4.5. Localización

Los Centros de Datos disponibles para la puesta a disposición de VPS se indican en el Sitio Web de TomaHost o durante el Pedido.

Cuando haya varias localizaciones disponibles, el Cliente podrá elegir la(s) que prefiera al realizar el Pedido. Esta elección es definitiva y no se puede cambiar posteriormente.

El Cliente reconoce y acepta someterse a la legislación aplicable en el territorio en el que estén instaladas las Infraestructuras y se almacenen sus datos. También reconoce la facultad de TomaHost para suspender su Servicio en caso de que este último sea utilizado para una actividad ilícita en el lugar de localización física del equipamiento suministrado por TomaHost.

De forma paralela, en el caso de las direcciones IP geolocalizadas, el Cliente se compromete a no utilizar el Servicio de manera que vulnere la legislación aplicable en el país en el que esté declarada la dirección IP. En caso de que el Cliente hiciese dicho uso del Servicio, TomaHost podrá verse obligada a suspender cualquier dirección geolocalizada asociada al Cliente.

CLÁUSULA 5: MEDIDAS DE LUCHA CONTRA EL ENVÍO DE SPAM DESDE LA RED DE TOMAHOST

TomaHost aplica una serie de medidas técnicas destinadas a luchar contra el envío de correo fraudulento y la práctica del spamming desde sus infraestructuras.

Con ese fin, TomaHost verifica el tráfico enviado desde el Servicio utilizado por el Cliente y destinado al puerto 25 (servidor SMTP) de Internet. Esta operación consiste en comprobar el tráfico mediante herramientas automáticas.

Los envíos no son filtrados ni interceptados, sino que son verificados con un desfase temporal de unos segundos. Estas operaciones se realizan en paralelo y en ningún caso se hacen de forma frontal entre el servidor y la red de Internet.

TomaHost se reserva el derecho a bloquear el envío de mensajes de correo electrónico en determinadas circunstancias.

Asimismo, no se realiza ninguna operación sobre el correo enviado: TomaHost no marca (es decir, no etiqueta) el correo ni modifica en modo alguno los mensajes enviados por el Cliente. TomaHost no almacena ninguna información durante estas operaciones, exceptuando datos estadísticos.

Esta operación tiene lugar con regularidad y de forma totalmente automática. No se realiza ninguna intervención humana al verificar el tráfico hacia el puerto 25 (puerto SMTP).

En caso de que se produjesen envíos de mensajes de correo identificados como spam o fraudulentos desde el servidor del Cliente, TomaHost informará a este último por correo electrónico y procederá a bloquear el puerto SMTP del Servidor.

TomaHost no conserva ninguna copia de los mensajes de correo enviados desde el puerto SMTP del Servicio, aunque estos sean identificados como spam.

El Cliente puede solicitar el desbloqueo del puerto SMTP a través de su Interfaz de Gestión.

Si volviera a identificarse algún mensaje de correo como spam, se volverá a bloquear el puerto SMTP por una duración de tiempo mayor.

A partir del tercer bloqueo, TomaHost se reserva la posibilidad de denegar nuevas solicitudes de desbloqueo del puerto SMTP.

CLÁUSULA 6: MITIGACIÓN (PROTECCIÓN CONTRA LOS ATAQUES DOS Y DDOS)

TomaHost implementa una protección contra los ataques informáticos de tipo DoS y DDoS (ataques de denegación de servicio), siempre que estos sean masivos, con el objetivo de permitir la continuación del funcionamiento del Servicio del Cliente durante el ataque.

Esta funcionalidad consiste en comprobar el tráfico destinado al Servicio del Cliente procedente del exterior de la red de TomaHost. El tráfico calificado como ilegítimo se rechaza antes de llegar a la Infraestructura del Cliente, permitiendo así que los usuarios legítimos puedan acceder a las aplicaciones ofrecidas por el Cliente a pesar del ataque informático.

Estas medidas de protección no pueden aplicarse para ataques informáticos de tipo inyección SQL, fuerza bruta, explotación de fallos de seguridad, etc.

Debido a la gran complejidad del Servicio de protección, TomaHost solo está sujeta a una obligación de medios, por lo que es posible que el ataque no sea detectado por las herramientas disponibles o que estas no permitan mantener el Servicio en funcionamiento.

En función de la naturaleza del ataque y de su complejidad, TomaHost utilizará distintos niveles de protección del tráfico para preservar su Infraestructura y el Servicio del Cliente.

La mitigación no se activa hasta que las herramientas de TomaHost detectan el ataque. Por lo tanto, hasta que la mitigación se activa, el Servicio soporta el ataque de forma frontal, lo que puede causar que no esté disponible.

La mitigación se activa durante un período de tiempo indeterminado y se desactiva automáticamente cuando TomaHost deja de identificar actividad maliciosa o tráfico ilegítimo destinado al Servicio de Cliente.

Durante el tiempo en que la mitigación permanezca activa, TomaHost no podrá garantizar que las aplicaciones del Cliente estén accesibles, pero hará todo lo posible para limitar el impacto del ataque sobre el Servicio del Cliente y sobre la infraestructura de TomaHost.

Si, a pesar de haber activado la mitigación, el ataque informático perjudicase la integridad de las Infraestructuras de TomaHost o a los demás clientes de TomaHost, esta última reforzará las medidas de protección, lo que podría provocar un deterioro del Servicio del Cliente o afectar a su disponibilidad.

Por último, existe la posibilidad de que una parte del tráfico generado por el ataque informático pudiera no ser detectada por los dispositivos de TomaHost y llegara al Servicio del Cliente. La eficacia de la mitigación también depende de la configuración del Servicio del Cliente, por lo que corresponde a este último comprobar que posee las competencias necesarias para garantizar una buena administración.

Recordamos que la mitigación no exime al Cliente en ningún caso de proteger su Servicio, implementar herramientas de seguridad (cortafuegos, etc.), actualizar su sistema con regularidad, guardar copias de seguridad de sus datos o velar por la seguridad de sus programas informáticos (scripts, claves, etc).

CLÁUSULA 7: COMPROMISOS DE NIVEL DE SERVICIO (SLA)

TomaHost se compromete a garantizar los siguientes niveles de Servicio:
VPS: Índice de disponibilidad mensual: 99,5%

Por «índice de disponibilidad mensual» se entiende el número total de minutos del mes en cuestión una vez restado el número de minutos de no disponibilidad del mes correspondiente, todo ello dividido entre el número total de minutos del mes en cuestión.

Por «no disponibilidad» se entiende la pérdida, durante más de tres (3) minutos consecutivos desde la apertura del tíquet de Incidencia, del acceso al VPS del Cliente, sin que este último pueda reiniciar dicho VPS.

Los compromisos de nivel de Servicio anteriormente indicados se adoptan, con exclusión de los casos enumerados a continuación, y a condición de que, en caso de no disponibilidad, el Cliente colabore con TomaHost en el restablecimiento del Servicio, tal como se prevé en la cláusula «Gestión de Incidencias» de las Condiciones Generales del Servicio.

El presente compromiso no concierne en ningún caso a la disponibilidad de los elementos que permanecen bajo el control del Cliente, como los programas informáticos o aplicaciones instalados y utilizados por el Cliente en el VPS.

TomaHost utiliza herramientas técnicas que permiten la monitorización de los VPS a través de, entre otros, las peticiones «ping». El presente compromiso de nivel de Servicio no es aplicable cuando, debido a la configuración establecida por el Cliente en su VPS, TomaHost no esté en condiciones de realizar las operaciones técnicas necesarias para la monitorización del VPS.

Si TomaHost constata que el VPS está disponible y en buen estado de funcionamiento, quedará liberada de sus obligaciones adquiridas en virtud del presente SLA. No obstante, en ese caso, TomaHost se compromete, a petición del Cliente, a asistirle para que pueda identificarse el origen de las dificultades experimentadas por el Cliente. Si TomaHost constata una no disponibilidad, finalizará el diagnóstico y trabajará para restablecer la disponibilidad en colaboración con el Cliente.

Si no se alcanzan los niveles de Servicio anteriormente indicados, el Cliente podrá, con exclusión de los casos enumerados a continuación, solicitar las siguientes recargas de saldo:

• Incumplimiento del índice de disponibilidad:
VPS: Recarga de saldo igual al 10% del importe mensual abonado por el Cliente en concepto del mes en cuestión para los elementos afectados por la no disponibilidad, si el índice de disponibilidad registrado es superior o igual al 99,0% e inferior al 99,5%.

En ningún caso el saldo recargado será reembolsado al Cliente en metálico.

Queda expresamente acordado que las recargas de saldo arriba citadas constituyen para el Cliente una indemnización a tanto alzado por todos los perjuicios resultantes del incumplimiento por parte de TomaHost de los compromisos de nivel de Servicio en cuestión, renunciando el Cliente a cualquier otra petición, reclamación y/o acción.

Si un acontecimiento provoca el incumplimiento de diversos compromisos de nivel de Servicio, las recargas de saldo no serán acumulables, sino que se aplicará la recarga de saldo más favorable para el Cliente. Asimismo, el importe total de las compensaciones asignadas en el transcurso de un mismo mes, para todos los sucesos en su conjunto, no podrá superar el 100% del importe mensual facturado al Cliente.

Las compensaciones se deducirán de la próxima factura del Cliente tras la recepción por parte de TomaHost de la solicitud de compensación. El Cliente no podrá solicitar la aplicación del acuerdo de nivel de Servicio una vez transcurrido un mes desde el cierre del tíquet de incidencia correspondiente al fallo de funcionamiento registrado y para el que hubiera solicitado la compensación prevista en los términos de la presente cláusula.

En ningún caso el Cliente podrá hacer valer la presente cláusula y pretender las recargas de saldo arriba citadas en caso de que la no disponibilidad sea total o parcialmente consecuencia de: (i) acontecimientos o factores ajenos al control de TomaHost tales como, pero no exclusivamente, fuerza mayor, acción de un tercero, problema de conexión a la red de Internet, fallo de funcionamiento de la red de Internet, fallo de funcionamiento o mal uso de hardware o software bajo el control del Cliente (como las aplicaciones ejecutadas en el VPS); (ii) incumplimiento por parte del Cliente de las obligaciones adquiridas en virtud del presente Contrato (como falta de colaboración para la resolución de la incidencia); (iii) mal uso o uso inadecuado del Servicio por parte del Cliente (como un mal uso del VPS o de la Interfaz de Gestión, etc.); (iv) mantenimiento planificado; (v) interrupción producida en las condiciones previstas en la cláusula «Condiciones de Uso del Servicio» de las presentes condiciones; (vi) hack o pirateo informático. En estos casos, y salvo que concurra el punto (iv), TomaHost se reserva el derecho a facturar al Cliente la intervención realizada, en su caso, para restablecer la Disponibilidad. Esta intervención se realizará bajo presupuesto sujeto a la aprobación del Cliente.

Las causas de la no disponibilidad, incluyendo la constatación de alguno de los casos de exclusión anteriormente citados, serán determinadas por TomaHost por cualquier medio, y especialmente basándose en elementos del sistema de información de TomaHost (tales como datos de conexión), que serán válidos por acuerdo expreso.

CLÁUSULA 8: DURACIÓN, PRECIOS Y FACTURACIÓN

Las tarifas y formas de pago aplicables están disponibles en el Sitio Web https://tomahost.com.

Durante la Contratación, el Cliente selecciona la duración inicial de la suscripción al Servicio («Duración Inicial»). La Duración Inicial comienza el día que se activa el Servicio. Al término de la Duración Inicial, el Servicio se renovará automáticamente por períodos sucesivos de la misma duración («Período(s) de Renovación»), salvo que se modifique la duración de renovación o se proceda a la baja del Servicio con arreglo a las condiciones estipuladas más abajo o las Condiciones Generales del Servicio en vigor.

Al realizar el Pedido, así como en cada renovación del Servicio, se emitirá una factura que se cargará de forma automática en la forma de pago configurada por el Cliente. El Cliente se compromete a configurar una forma de pago válida de entre las formas de pago disponibles.

El Cliente puede modificar la duración de los futuros Períodos de Renovación de sus Servicios a través de su Interfaz de Gestión, con una antelación de al menos 24 horas con respecto a la finalización de la Duración Inicial o del Período de Renovación en curso.

Si el Cliente no desea que un Servicio se renueve al término de su Duración Inicial o del Período de Renovación en curso («Fecha de Renovación»), deberá desactivar cualquier pago automatizado en su pasarela de pago.

En caso de desactivar el pago automático en las condiciones anteriormente indicadas, el Servicio en cuestión será automáticamente dado de baja y eliminado al término de la Duración Inicial o del Período de Renovación en curso («Fecha de Expiración»), incluyendo el conjunto de Contenidos y datos almacenados por el Cliente en el marco del Servicio. Corresponde al Cliente adoptar todas las medidas necesarias para asegurarse de conservar dichos Contenidos y datos antes de la baja del Servicio.

No obstante, el Cliente tendrá la posibilidad de renovar el Servicio en cuestión con una antelación superior a 24 horas con respecto a su Fecha de Expiración, bien reactivando la funcionalidad de pago automático, bien abonando de forma anticipada el siguiente Período de Renovación.

La duración y las condiciones de renovación y de baja de ciertas opciones o funcionalidades que pudieran estar asociadas al Servicio pueden ser distintas de las aplicables al Servicio. Corresponde al Cliente prestar atención a las mismas.

El Cliente puede realizar un cambio de configuración de su VPS en el curso de un período de facturación. En ese caso, la Migración hacia una configuración superior será facturada al Cliente según la base tarifaria aplicable a la nueva configuración en el momento de la solicitud, y disponible en el Sitio Web https://tomahost.com.

El tiempo de puesta a disposición será constatado por TomaHost basándose en los datos disponibles de su sistema de información, que darán fe y se podrán hacer valer plenamente frente al Cliente.

El Cliente se compromete a disponer siempre de una cantidad suficiente en la cuenta bancaria y la forma de pago que utilice para que sus facturas puedan abonarse en los plazos acordados.

Si TomaHost no pudiera cargar el importe correspondiente en la forma de pago asociada, se enviará al Cliente un mensaje de correo electrónico invitándole a abonar lo antes posible el importe de la factura pendiente de pago. En su defecto, el Servicio será suspendido de pleno derecho por TomaHost por impago.

La Migración se produce desde la fecha de la operación hasta la fecha de expiración del Servicio. Se facturará la diferencia entre la tarifa mensual aplicable al modelo VPS actual y la tarifa aplicable al nuevo modelo VPS, en concepto de prorrata temporis.